jueves, agosto 21, 2008

Homenaje a Irving Saladino

video

Bueno, el man se merecía el video. No voy a mentir diciendo que toda la vida he seguido de cerca el salto largo, pues hay que admitir que no es de las disciplinas deportivas más populares. Tampoco voy a decir que soy fanático de Saladino desde sus inicios, pues viviendo fuera de mi país, no hace mucho fue que empecé a escuchar su nombre. Sin embargo creo que lo más importante de la Saladinomanía es el hecho de que él ha demostrado que los sueños se logran sin importar el gobierno de turno, ni si los demás creen en uno. Lo que importa es que uno crea en uno mismo. Entonces no puedo menos que quitarme el sombrero, porque es muy fácil decir "no se puede" y dejarse llevar por la pereza y el camino fácil, y culpar a otros por las propias fallas y los sueños truncados. Lo difícil, lo admirable, es cuando a pesar de las adversidades, un solo hombre se pone los guantes, o mejor dicho, las zapatillas y sale a comerse al mundo.

Dos noches de desvelo junto a mis hermanazos Photoshop, After Effects y Poser 6, lograron este corto video homenaje a Irving Saladino. El tema musical es "Superfabulous" de Brian Transeau. Ese no es pasiero mío, pero el man la bota. Disfruten...

miércoles, junio 25, 2008

::Soluciones ecológicas

La gasolina sigue subiendo de precio y cuando baja es solamente para coger impulso. Los nuevos combustibles y nuevas fuentes de energía parecen ser promesas que nunca llegan o que en ocasiones son más problema que solución. La energía, venga de donde venga, es un negocio y como tal depende del consumo, y se nos vende la idea de que la solución está en una fuente de energía más limpia que nos permita mover nuestros vehículos. Vender más autos, vender más combustible.
Para mí ( no soy ni el primero ni el único) la verdadera solución no es solo encontrar combustibles adecuados sino encontrar formas de reducir el uso de nuestros vehículos, los cuales se mueven principalmente para ir y venir del trabajo, y por consiguiente reducir el consumo de combustible. Entonces por qué no empezar a desarrollar modelos de negocio que necesiten menos de la presencia física de los empleados en un distante lugar de trabajo para que puedan hacer su trabajo desde casa? O quizás diseñar algo así como "granjas humanas" locales, de tal forma que el trabajador no tenga que viajar distancias absurdas dos veces al día? En algunos casos estos modelos ya existen pero no son la norma. Señor presidente, por qué no entonces dar incentivos fiscales a aquellos que utilicen estos modelos y promover su proliferación? Gente trabajando cerca de casa o en ella significa menos autos en las calles que a su vez se traduce en menos contaminación, menos tranques y menos gasto muerto de combustible. Pero supongo que es una idea que no enamora a las grandes corporaciones que lo que quieren es vender, vender, vender. Tal parece que más vale llenarse los bolsillos en la estupidez de remedios a medias que curar las enfermedades sociales con un poco de inteligencia.

martes, marzo 18, 2008

::Conciencia verde

Lo veo en la televisión a diario, mensajes sobre el daño que estamos causando a nuestro entorno, destrucción de los bosques, deshielos polares. Todo el mundo habla de ecosistemas y de ser más verdes. Hablar de medioambiente está de moda.
Lo interesante es que todos hablan y mi cuenta de e-mail se llena de mensajes, pero son muy pocos los que de verdad hacen algo al respecto. Parece que al hablar de medioambiente nos convencemos de que estamos realmente haciendo algo por él, y nos conformamos con pasar el mensaje. Mi cabeza da vueltas al rededor de esta interrogante, por qué no hacemos nada al respecto?
-"Es culpa del sistema educativo, del gobierno de turno." -Dicen algunos.
Puede ser. Definitivamente que la ignorancia juega un papel importante. Pero el sistema educativo, cualquiera que sea, debe implementarse basado en datos factuales, y es necesario poner las cartas sobre la mesa, cartas reales, cartas que describan lo que realmente es un "ser humano" y que nos ponga los pies sobre la tierra. Solo así podemos atacar el problema.
El hecho de que seamos inteligentes no nos quita nuestra naturaleza animal. Eso quiere decir que por naturaleza nos importa mucho más el bienestar propio que el ajeno, y nos preocupamos más por encontrar lo que nos conviene individualmente que por sacrificar lo propio en favor de la colectividad. Así somos, y no hay vergüenza en reconocerlo. Aquel que no reconozca esta verdad se está haciendo daño a sí mismo. Y si duda de ella, pues que vaya a donde su jefe y le pida una reducción salarial que sirva para aumentarle el sueldo a un compañero de trabajo, o que después de esperar por dos horas en fila en alguna entidad pública ceda su puesto a alguien que acaba de llegar. Así somos, simplemente no somos concientes de nuestra naturaleza y solo registramos nuestro comportamiento en la memoria cuando le regalamos un pedazo de pan al mendigo, pero no cuando ignoramos al mendigo porque vamos apurados. Solo damos lo que tenemos cuando la recompensa es mayor que lo que perdemos. Esa naturaleza egoísta no es más que una norma de supervivencia que todos los seres vivos aplican de una forma u otra. Incluso los insectos sociales como abejas y hormigas, quienes tienen una aparente preocupación por "la colonia", en realidad están garantizando la supervivencia de sus genes.
Aquí es donde viene la mejor parte del asunto... ningún ser vivo, por naturaleza, se preocupa por el medioambiente! No necesitan hacerlo, existe un balance natural que decide los límites en los que una población puede sobrevivir. Para bien y/o para mal, nosotros los humanos hemos logrado tergiversar esos límites, y el hecho de que somos animales con conciencia es maravilloso, nos permite ver el desbalance, sin embargo no llevamos esa conciencia verde impresa en nuestros genes... todavía.
Volverse verdes es una cuestión de disciplina, mantenerlo presente a cada minuto si es posible, hasta hacerlo hábito para luego transmitirlo a nuestros niños, quienes en su propia generación ya no lo verán como un cambio o una obligación sino como el status quo.

jueves, noviembre 29, 2007

::Navidad de un ateo

Quién dijo que la navidad es solo para los cristianos? Quizás lo digan aquellos que profesan otras religiones, la clásica intransigencia partidista que solo la política y la religión son capaces de engendrar. Sin embargo para este ateo no existe ninguna dificultad en celebrar una fiesta que es tradición de familia. Eso es, familia.
Soy ateo desde que tengo doce años, mas eso nunca cambió mi perspectiva de la celebración navideña, quizás porque con todo y la mandatoria visita a la iglesia, y los "nacimientos" a los que dedicábamos tanto tiempo, la navidad nunca me supo a religión sino a amor y amistad, sentimientos contemplados en la religión pero no exclusivos de ella, una época para compartir más que para rezar. Recuerdo que mietras mi abuela y sus hermanas beatas se la pasaban rezando, mi madre, que por cierto cree en Dios, prefería hacerle fiestecillas de navidad a aquellos que no tenían con qué, y cada año en vez de pasarla entre crucifijos y vitrales íbamos cargados de regalos a escuelas, barrios y hospitales a ver a niños pobres o con enfermedades terminales. Quién podría olvidar esas sonrisas, quizás ocultas por mucho tiempo y que habían ahora salido a flote al poner en sus manos un juguete un millón de veces menos valioso que la sonrisa misma?
Yo he despojado a la navidad de su contexto religioso y no por eso ha menguado lo que para mí signigfica. Quizás ese haya sido el mayor legado de Jesús, sin tanta palabrería, sin tanto libro santo, sin tanta fábula; sin tanta interpretación, sin tanta regla, sin tanto alboroto. Sin tanta religión. Este año, después de tanto tiempo, me he propuesto retomar las riendas del regalo desprendido y volver a darle ese mismo significado que alguna vez me enseñó mi madre. Soy ateo, pero la navidad bien puede ser un legado a toda la humanidad.

martes, noviembre 20, 2007

::Moralista?

La moral siempre es tema de debate. Personalmente creo que es un tema bastante ridículo, y escuchar la sola expresión "la moral" hace crispar mis nervios porque es casi siempre seguro que viene acompañada de absurdas connotaciones religiosas, como si la moral hubiese de hecho nacido de la religión. No existe razón alguna para asumir tal disparate.
Otros ejemplos del reino animal (si señores, somos animales aunque no lo querramos aceptar) tienen reglas de comportamiento que podrían catalogarse como éticas y que tienen el propósito de asegurar la supervivencia de los individuos. La ética se convierte en una necesidad más que un acto de altruismo. Así es, no somos los únicos. La moral (aaaaagggghhh) religiosa es entonces nada más que una etiqueta alegórica para justificar la religión argumentando que esta es una necesidad para mantener el orden social, cuando en realidad el orden social, sea cual sea, es un requisito para la supervivencia de la civilización, y dicho orden puede perfectamente subsistir sin la religión, porque la ética animal fue siempre primero.

lunes, octubre 22, 2007

::Despertar

Debía tener unos doce años cuando decidió liberarse. Tan solo un niño, tomó las riendas de su propio camino, negándose a seguir aquello que le había sido inculcado, aquello que no debía ser cuestionado y que sin embargo él, tan joven y curioso, se había atrevido a hacerlo. Pero el precio que se paga es alto cuando se desecha la plataforma sobre la cual se ha vivido, sobre todo cuando se tienen a penas doce años y se le ha enseñado que "aquel que no sigue a Dios" es castigado.
Los días que siguieron fueron de miedo, de terror puro. Aquel niño esperaba ver apariciones de un momento a otro, quizás de ángeles vigilantes, o de demonios listos para tomar aquella alma renegada que había desafiado al supremo y que ahora, indefensa, era presa fácil. De noche cerraba la puerta de su cuarto y desaparecía bajo la manta, y en aquellas ocasiones donde necesitó hacer algún viaje al baño, teniendo doce años e incapaz ya de orinarse la cama, ya sea por vergüenza o lo que fuere, encendía toda luz en su camino y corría tan rápido como le era posible, tanto que su corazón palpitaba fuerte y sus piernas y brazos temblaban, cosa no favorable para un varón que depende de un pulso relativamente estable para completar la tarea del baño sin hacer demasiado estrago. De día no era mucho mejor la cosa, y de haber conocido el olor, hubiese jurado que el azufre le seguía a todas partes.
Con el tiempo el miedo desapareció, y para no hacer el cuento muy largo, el mundo ahora le parecía más maravilloso. Podía admirar la naturaleza por lo que era, con sus causas y efectos, libre de toda interpretación ridiculamente incuestionable. Cuestionar, cuestionarlo todo, incluso aquello en lo que creemos, y desecharlo si lo probamos falso. El mayor miedo al "desconvertirse" es pensar que desaparece todo y que la caída al vacío es inevitable. Sin embargo, cuando uno pierde ese miedo se da cuenta que aquel adoctrinamiento llamado religión no es más que un acto de magia, la ilusión de que necesitamos algo donde caer, cuando en realidad nunca hemos dejado de tocar el suelo.

sábado, octubre 06, 2007

::Jura usted decir toda la verdad...

y nada mas que la verdad? Con la mano sobre la biblia se cierra el juramento con un 'lo juro'. Decir la verdad? El solo hecho de mezclar la palabra VERDAD y la palabra DIOS en una misma oración deja mucho en que pensar. Es acaso Dios una verdad? Cuál Dios, el Judío, el Cristiano o el Musulmán? El del Antiguo Testamento o el del Nuevo? Y antes de que contestes 'son el mismo', te diré que si has leído alguno de los textos religiosos te darás cuenta que en cada uno de ellos Dios se comporta de manera completamente diferente. Como diría (ironicamente) el personaje 'Church Lady' de Saturday Night Live, "How conveeeeeeenient".

Pero quién soy yo para decir que Dios no existe? Pues solamente soy uno que ni lo ha visto, ni lo ha olido o escuchado, y jamás alguien me ha presentado una prueba sobre su existencia más que episodios de interpretación cuando alguien se refiere a la naturaleza o al olor de una flor como manifestaciones del propio Dios. Olor a flores? Entonces es Dios también olor a excremento? Digo, si Dios es un olor entonces es todos los olores, o me equivoco? El creyente encontrará esa última oración demasiado ofensiva, aun cuando es completamente válida si se toma en cuenta la omnipresencia. Pero ALTO! Que la solució es simple. Aquello que hace Dios pero que no nos gusta, los olores putrfactos, la muerte y la enfermedad, los pecados, son obra de un espíritu maligno, alias El Diablo. Pero no fue la triple sena la que envió las plagas de Egipto, ni quien destruyó las ciudades de Sodoma y Gomorra, ni tampoco quien ordenó a los Israelitas conquisar la ciudad de Jericó, historia siempre narrada como prueba de que la fe en Dios fortalece, incluso cuando las probabilidades entán en contra. Lastimosamente se las arreglan para dejar por fuera Josué 6:21

"Destruyeron a filo de espada todo lo que había en la ciudad: hombres y mujeres, jóvenes y viejos, hasta los bueyes, las ovejas y los asnos."

En un contexto moderno, ese relato bastaría para que el menos cristiano de los cristianos se levantara en protesta. Pero sigo leyendo, Josué 6:24

"Y consumieron con fuego la ciudad, junto con todo lo que había en ella. Solamente pusieron en el tesoro de la casa de Jehovah la plata, el oro y los utensilios de bronce y de hierro."

Qué pasó con 'Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios'? Ahhh, pero es que eso lo dijo Jesús en el Nuevo Testamento, Jericó es parte del Antiguo. Mándala Church Lady! 'How conveeeeeeeenient'.

jueves, julio 12, 2007

::La luz no es suficiente

Desde el interior de aquella cueva miraba incrédulo la salida que lo había eludido por años. Había aprendido a vivir en la profunda oscuridad, olvidando por completo el brillo del sol, los colores que deriva y la percepción de día y noche. Se había olvidado hasta de su propio rostro. Viendo la luz de lejos, por unos segundos permaneció estupefacto. Luego con pasos lentos caminó hacia ella, ella la luz, desconfiado, como quien se siente traicionado por una mente en espejismos. Aun con miedo, llegó a la salida y sentose al pie de la misma, en la penumbra entre la intensa luz y la oscuridad total. Llovía fuerte y hacía frío. Frente a aquel portal, un pequeño charco servía de espejo donde pudo verse a sí mismo. Piel descolorida y ya cuarteada por el tiempo; barbas desaliñadas que se mezclaban con su cabellera larga y plateada. Su cuerpo aunque delgado, aún conservaba su fortaleza en medio de aquella desnudez. Sus ropas se habían desecho hacía años.
Pasó un ave cual relámpago a unos quince metros de distancia. Demasiado veloz, pensó. Demasiada luz, demasiado color. Demasiada agua, demasiado frío. Después de algunos también demasiados minutos de saborear el mundo exterior, este se le hacía demasiado dulce y a la vez demasiado amargo. Demasiado todo; demasiado. Se puso de pie, y dándole la espalda a la luz caminó de vuelta hacia las tinieblas, allá donde se sentía en casa, donde el tiempo no pasaba y donde no le esperaban sorpresas. El hombre habría de aprender que la libertad no se encuentra donde está la abundancia sino donde el alma aflora paz. Y se adentró en aquella cueva para nunca más salir.
Han pasado ya doscientos cuatro años, tres meses y ocho días desde la última vez que fue visto y se asume que debe haber muerto ya que ningún hombre ha durado tanto tiempo en este mundo. Sin embargo nadie ha encontrado sus restos.

martes, julio 10, 2007

::Pulso Arrítmico

Complejos Disturbios Inmateriales - L.M.
Si aún no soy quien puedo ser... si en ocasiones debo ser lo que no soy para poder existir; si con el marcar del reloj mi pensar se hace diferente y mis átomos no son los mismos de mi último cumpleaños... entonces soy algo intrascendente que se define más como un proceso que como un ser, un conjunto de condiciones que al darse simultáneas en al azar del caos producen esa turbulencia que conocemos como el YO, un barco flotante en un río que lleva materia e inmateria, y aunque la forma del barco siempre cambia, no se mueve, y tampoco se lo lleva la corriente. Está destinado a flotar indefinidamente en el mismo punto, llamado cuerpo, hasta que la turbulencia caiga en pulso arrítmico y aquellas condiciones pierdan su simultaneidad.

jueves, junio 28, 2007

::Al revés

Foto tomada de preachit.wordpress.com/2007/01/
Tal parece, amigo, que tus deseos anárquicos son más una búsqueda existencial que una crítica social, donde has sabido reconocer aquello que no quieres ser, renunciando a tu lugar en el rebaño, pero a falta de encontrar lugar mejor te conformas con adquirir postura opuesta.
Si diferencia es lo que buscas, por qué no hacerlo de forma productiva, ya ves que también se puede escapar sin por ello nadar contra corriente. Es el Yin lo opuesto del Yang y sin embargo giran en el mismo sentido.
Si a aquellos que llamas rebaño les gusta leer, entonces escribe. Si les gusta comer, cocina. Si lo que les gusta es comprar, entonces vende. Pero no te encierres en la soberbia idea de que la anarquía es libertad, porque tampoco se es libre si se está al revés.

domingo, junio 17, 2007

::Mía

No tan altas son las tierras bañadas por aquellos mares; ni altas ni solitarias. De verdes que huelen a lluvia y azules que apaciguan el alma. Tierra de alegría que se reparte sin costo a todo el que quiera, y aquel que no, se le empaqueta para que lleve de todas maneras. Tierra de algunos sembrados en ocio, pero de muchos más que agachan el lomo, a veces más de la cuenta, porque así es como nos enseñaron que se pone el arroz en la mesa. Tierra de tradiciones de música y color, donde el tambor anuncia la zafra que luego endulza y a la vez embriaga, donde el indígena se ha hecho amigo del tiempo y vigilante de paraísos.


Por aquí también se ve al mendigo que colecta centavos al pie del rascacielo para luego fumárselos, porque su cuerpo rápidamente aprende que el humo mágico sacia el hambre mejor que el pan que escasea o que nunca llega. Mi gente confunde la humildad con la pobreza y siente orgullo de la segunda, aun cuando a veces nos quedamos cortos de la primera.


Pero que aquellas cosas que nos hacen imperfectos no opaquen lo hermoso de nuestra gente, ni lo grandioso de nuestras familias, y que no se manche nuestro suelo de rencor importado, porque para bien o para mal, estamos enfermos de paz.


Me impongo un desafío: viajar más allá de las palabras, donde el silencio de mis hechos se tome el mérito de renovar una conciencia que, mellada por los tropiezos de la historia, nos ha dejado una herencia frágil, incierta.


No me tomes a mal, tierra mía, que lo digo desde la profundidad de mi alma, con la verdad de frente, como se hace cuando se ama. Porque no serás perfecta, pero eres mía.

martes, junio 05, 2007

::Efervescencia

Por qué lloras cuando me ves, si desde el preciso momento que naces me llevas contigo? Será que ahora que toco a tu puerta es que te has dado cuenta de que hubieses podido disfrutar de la vida un poco más? O es acaso mi visita recorderis de que no has amado como quisieras?
Tú me defines como el fin, porque no me has entendido. Yo me llevo lo viejo, lo que ya ha vivido para darle la oportunidad a lo nuevo, con justicia y sin egoísmo. Sólo el egoísta confunde SU vida con LA vida, cuando en realidad se es simplemente una pequeña burbuja en la efervescencia del universo. Tú eres un átomo de la inmensidad, nada menos, nada más.
Entonces, por qué lloras cuando te encuentras frente a mí? Acaso no sería más lógico alegrarte de haber sido parte del todo y haber cumplido con tu tarea? Aquello a lo que llamas meta en tu vida no es más que la supremacía de tu antropocentrismo y nada tiene que ver con el propósito de tu existencia.
Así que no llores más y acéptame como lo que soy, porque no soy lo contrario de la vida como lo has querido definir, y si soy inevitable es porque así es como debe ser.

viernes, mayo 25, 2007

::Consejo a un amigo cansado...

Si te sirve de consuelo, amigo, esa neurosis lucrativa a la que te refieres deriva de aquella capacidad de crear, la cual todos en teoría tenemos, pero que sólo en algunos ha escapado de los brazos de Morfeo. Parece ser que la creatividad, como todo, también tiene un precio, y como LOS sueños y EL sueño son conceptos distintos y en más de una forma opuestos, ser soñadores no nos da descanso, y tener sueño no nos da ideas. De tal suerte cabe deducir que ser soñador vale más que tener sueño, al menos en mi libro, aunque el dormir sea necesario para vivir y el vivir para poder soñar. Siendo el comentario anterior análogo a la historia de "el huevo y la gallina", pues no se puede tener uno sin el otro, y cuál fue primero es cuestión de perspectiva, después de haber dicho semejante cantinflada, te recomiendo que de vez en cuando pongas en pausa los sueños para tomar una siesta, jugar basket aunque sea en el basurero de tu oficina, o simplemente.... shoot the shit!
Saludos!

miércoles, mayo 16, 2007

::La lógica del ilógico

Anita trabajaba como asistente en una oficina de abogados de la ciudad de Panamá. Se había graduado de Licenciada en Publicidad un par de años antes, una profesión que en un país tan pequeño está más que saturada pero que se hace atractiva a la juventud, por alguna mágica razón que no comprendo y que se que esa juventud tampoco. Sin embargo Anita soñaba con salir de ese agujero donde se sentía menospreciada y volver a su profesión con dignidad, aunque la cosa estaba dura y la búsqueda de oportunidades no arrojaba frutos.
Por cosas del destino y las maravillas de la internet, Anita conoció a un hombre que desde otra parte del mundo se comprometió a ayudarla desinteresadamente, porque aunque no pasa muy a menudo, sí existen los buenos samaritanos. Al principio todo parecía de lo mejor, sin embargo Anita era protagonista de ese rol que bien conocemos como juegavivo y que es parte de la idiosincracia de una nación, acaso de todo un subcontinente? Y Anita en vez de seguir consejo, al final hizo lo que le dió la gana, a su manera, porque las cosas bien hechas no las encontraba lógicas en su sistema que por cierto es bastante asistemático, bien valga la redundancia o la negatividad de ella. La sinceridad no era compromiso para ella pero sí para aquella mano amiga que, al sentirse traicionada, retractó sus dedos y desapareció en la oscuridad del cyberespacio.
Así cerró Anita aquella puerta, no precisamente con broche de oro, y le dió la espalda a quizás la mejor mano que jamás le hubiese ayudado y que ironicamente, era mano de un desconocido. Su cabeza no la llevaba a comprender por qué las cosas no le salían como esperaba, que si hubiese utilizado lógica en vez de ilógica, se hubiese dado cuenta que el problema no es el mundo sino ella. Quizás eso contestaba la pregunta de por qué las manos conocidas no se dignaban en ayudarla. La habían abandonado.

lunes, mayo 07, 2007

::Sin telarañas

De una cosa estaba segura Claudia: La vida le había jugado sucio. Mirando en retrospectiva, su padre le había abandonado a ella y a su madre cuando ella apenas tenía ocho años, edad suficiente para que las espinas duelan, aun cuando no se tiene la madurez para saber el por qué. Su madre le había enseñado a punta de regaño que la vida es dura y que no se puede confiar en nadie más que uno mismo, filosofía que Claudia profesaba a diario como sistema de defensa. Aun así había cometido el gravísimo error de abrir las puertas de su corazón a aquel estúpido muchacho que después de haber amado durante dos años y medio, ese día sin previo aviso le había dicho que ya no la quería igual y que antes de lastimarla más prefería cortar por lo sano. Ironicamente, el estúpido había escogido precisamente el mismo día que su examen de embarazo había salido positivo, pero ella se reservó la noticia. Está de más decir que Claudia lloraba desconsoladamente y que en sus lágrimas se mezclaban el dolor y la rabia en proporciones más o menos iguales.
Subió claudia las escaleras que la llevaron, poco más o poco menos, a unos cinco metros de altura sobre el nivel de la calle en aquel paso peatonal que sirve más como mirador que como verdadero puente ya que los peatones, a pesar de que es de más riesgo, prefieren cruzar la calle a nivel para ahorrarse los cuatro o cinco minutos que puede tomarles cruzar el puente, ya que el autobus que los lleva a casa y que es la razón principal para construir el dichoso paso elevado, no tiene horario fijo, no espera y siempre va lleno. Será que el problema no es el peatón sino el puente? Pero el problema no es nuestro sino del gobierno. A nosotros nos interesa Claudia, quien ahora parada sobre el borde del antepecho, allá por los cinco metros de altura, miraba hacia abajo entre miedo e incertidumbre, indecisa del método exacto con el que debía proceder, pero segura de que quitarse la vida era la salida. Cerró los ojos y su pie flotó sobre el vacío.
"Me da un rial* pa'comé?" - Dijo una vocecita que hizo que Claudia abriera los ojos. A la altura de sus pies a su lado izquierdo hablaba un niño de cuando mucho unos siete años de edad. Llevaba una camiseta de esas sin manga que se usan de ropa interior y pantalones cortos bastante gastados. No llevaba zapatos.
-"Qué?" Preguntó Claudia en voz alta, que cualquiera hubiese pensado que la pregunta se dirigía al niño aunque en realidad era monólogo interno que se había escapado. La pregunta completa debía ir más por la línea de "Qué diablos estoy haciendo?"
En un parpadeo Claudia vió su vida pasar nuevamente frente a sus ojos, pero esta vez había algo diferente. Sí, su padre la había abandonado y su madre la había tratado duro, pero al menos de niña nunca le faltaron zapatos ni comida en su mesa. Tenía una mesa, tenía una madre. También pensó que el estúpido, si bien era cierto le había roto el corazón, la había amado con el alma durante esos dos años y medio y había vivido cosas que la habían hecho más mujer, y también más humana. El corazón se había ablandado un poquito, pero bien había valido la pena. El estúpido seguiría siendo estúpido, al menos por el momento, pero ya no lo odiaba a muerte. Y el embarazo... no hay que ser genio para saber que dos personas vivas valen más que una muerta. Claudia respiró profundo y sonrió. Tomó al niño de la mano y se alejaron juntos.
Después de un buen almuerzo de arroz, poroto y carne y un delicioso helado de chocolate, Claudia le compró al niño unas zapatillas del hombre araña. De solo pensar en esa imagen me da escalofríos. Un niño feliz con zapatillas nuevas y una mujer renacida, llena de dicha que aprendió que para salvarnos de una caída fatal no se necesitan telarañas gigantes ni superhéroes.
*Rial = Real. Forma como comunmente se conoce en Panamá a la moneda de cinco centavos y que después de la de un centavo, que por cierto nadie quiere, es la segunda moneda de menos valor que circula en el país. Claudia es un personaje ficticio.